¿Tú eres yo? – Relaciones y espejos

Corrientes espirituales como la cábala, la ecuménica y la metafísica nos han dejado claro algo: somos seres en constante evolución y el propósito real de nuestra existencia en esta vida, es aprender a vibrar desde el amor incondicional y la plenitud espiritual. Además, sabemos ya que la vida, Dios, Universo (o como quieras llamarle al poder superior) nos va a respaldar en ese propósito.

En búsqueda del cumplimiento de ese fin, ese poder superior se encarga día a día de ponernos escenarios que nos obliguen a evolucionar, a vibrar más alto. Muchos de esos escenarios son amables y dulces, otros son dolorosos y difíciles; lo cierto es que cualquiera que sea el caso, vienen desde el amor de la fuente divina y siempre nos ayudarán a sanar nuestras heridas. Obviamente, debemos poner de nuestra  parte para permitir esa sanación y esa evolución, de lo contrario la vida nos seguirá repitiendo esos mismos escenarios.

Sin duda alguna esas experiencias corresponden a nuestro nivel evolutivo, nuestro yo interior y nuestra relación con nosotros mismos, pues para alcanzar la vibración del amor es indispensable que amemos a nuestro ser interno. Por eso si te maltratas la vida te pondrá en situaciones de maltrato para que a través de ese espejo despiertes, mejores tu autoestima y comprendas que mereces todo el amor y la bondad de este mundo.

Sin lugar a dudas los espejos más fuertes son nuestras parejas, pues con estas personas alcanzamos un nivel de intimidad que no tenemos con nadie más. La relación es tan cercana que nos obliga a mirarnos a nosotros mismos a través del otro.

Muchas veces el espejo de tu pareja no es literal, es decir, si tu pareja es una persona tacaña, esto no quiere decir que tu también lo seas, sino por el contrario: que probablemente das demasiadas cosas materiales a los demás sin pensar en ti. La vida en su infinita sabiduría pone juntos a un «tacaño» y a un «despilfarrador» para que el tacaño aprenda a ser más generoso y el despilfarrador aprenda a que no necesita ganarse a los demás con cosas materiales. Este caso es simplemente para poner un ejemplo entre muchos.

Como dije antes, esto se presenta en todo tipo de relaciones, sin embargo se presenta con mayor intensidad en las relaciones de pareja

Sabiendo ya esto, analiza. ¿Qué te está mostrando tu relación?

Publicado por Hypatia Thiriat

- Ante todo: amar y servir. - Creadora de la plataforma digital "Magia Turquesa". - Tarotista con más de diez años de experiencia. Astróloga cabalística práctica. Estudiante continua de metafísica. - Magister en Escrituras Creativas de la Universidad Nacional de Colombia. Comunicadora Audiovisual y Multimedios de la Universidad de La Sabana. Bachiller Académico del Colegio Mayor de San Bartolomé. - Animalista: Rescatista de perritos y reciéntemente vegetariana. Melómana: cantante y guitarrista "wanna be" Amante del cine y la literatura.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: